Viajar al sudeste asiático: Vietnam, Laos y Camboya – [RUTA + MAPAS]

En enero del 2019 cogí mi mochila y mi guía de viaje y me enrolé en una aventura que me conquistó todos los poros de la piel: empecé a viajar al sudeste asiático. Mi primera etapa fue Vietnam y, después, hice Laos, Camboya y, como extra, me fui a un par de islitas de Malasia que fueron la culminación final de una de las experiencias más bestias de mi vida.

En cada país estuve 1 mes, excepto en Malasia que estuve únicamente 2 semanas para descansar del viaje y disfrutar de sol y playa. Un destino alucinante que quiero conocer con mayor profundidad y que, seguramente, volveré a visitar en poco tiempo.

Si tú también quieres viajar al sudeste asiático, aquí voy a compartir mi experiencia contigo dándote datos relevantes para que puedas organizar mejor tu viaje. ¡Comienzo!

Sudeste asiático: mapa

Lo primero que te voy a mostrar es el mapa del sudeste asiático para que veas cuáles son los países que conforman esta parte del mundo. De todas maneras, en el apartado de más abajo te describiré de forma más detallada todas las entradas y salidas de los países para que puedas entender mejor cómo me moví por la zona.

Por lo general debes saber que al viajar al sudeste asiático tienes muchísimas posibilidades de movilidad: puedes pasar las fronteras con buses internacionales, con taxis privados o por aire con avión. Aquí te dejo un mapa de la zona y, luego, te hablaré de la ruta que hice:

viajar sudeste asiatico

Fuente imagen: Blogitravel

Como ves, son muchos los países que forman parte de esta parte del mundo conocida como sudeste asiático. Si tienes tiempo, puedes recorrer la zona en un solo viaje o, sino, hacer más de un viaje para poder descubrirla mejor.

Países del sudeste asiático y sus capitales

Para que puedas visualizar de forma más inmediata cuáles son los países del sureste asiático, a continuación te dejo con una lista completa que te permitirá ver fácilmente los destinos que tienes a tu disposición:

  • Birmania (capital Naipyido)
  • Camboya (capital Phnom Penh)
  • Brunéi (capital Bandar Seri Begawan)
  • Timor Este (capital Dili)
  • Indonesia (capital Yakarta)
  • Laos (capital Vientián)
  • Vietnam (capital Hanoi)
  • Malasia (capital Kuala Lumpur)
  • Filipinas (capital Manila)
  • Singapur (capital Singapur)
  • Tailandia (capital Bangkok)

La ventaja de todos estos países es que son pequeños y fáciles de correr. A diferencia de otros lugares del mundo como China o los países americanos, esta zona cuenta con territorios pequeños que pueden recorrerse fácilmente por carretera y que cuentan con una buena red de transporte.

Además, por lo general, los precios son bastante más bajos que, al menos, en España (a excepción de Singapur que es más caro o igual que Londres).

Vietnam, Laos y Camboya: mi ruta por el sudeste asiático

Pero para poder ayudarte a que puedas viajar al sudeste asiático, a continuación quiero hablarte de la ruta que hice por esta zona del mundo y te contaré todos los aspectos claves que te ayudarán a organizar mejor tu viaje.

No he marcado TODAS las paradas del viaje porque fueron muchísimas. En la web, tengo una apartado especialmente pensado para la ruta de viaje en Vietnam, la ruta de Laos y la ruta de Camboya. Aquí te hablo a nivel general de los puntos más destacados que hice en el viaje y de los pasos fronterizos.

Ahora te cuento aquí cómo pasé de cada país para que puedas ver los trámites más destacados. Como ya te he comentado, llegué en vuelo hasta Vietnam y, de ahí, me moví por todo el territorio.

Frontera de Vietnam a Laos

Yo lo hice por aire. Desde Hanoi pillé un avión que iba a Luang Prabang (¡os recomiendo muchísimo esta pequeña ciudad!) y que me costó menos de 30€. Si coges un precio de este tipo merece la pena porque el vuelo dura solamente 1 hora y, al llegar al aeropuerto, el trámite del visado es ultra-rápido.

Con respecto al visado debes saber que:

  • Tiene una duración de 1 mes
  • El precio es de 35 dólares
  • Necesitas 1 foto de carnet y tu pasaporte

Frontera de Laos a Camboya

Pasar esta frontera fue chupado. ¿Por qué? Porque la gran mayoría de los viajeros que hacen la ruta por Laos, terminan el viaje en las 4000 islas, una zona que ya limita con Camboya y que, por tanto, pasar al país vecino te costará menos de 1 hora. La mejor manera de hacer este pase es mediante un autobús que puedes contratar directamente desde Laos y que te incluye ya el destino próximo al que vas a parar.

Por tanto, la frontera de Laos a Camboya la pasas por tierra, caminando y tramitando el visado en primera persona. En este sentido debes saber que:

  • El visado de Camboya también dura 1 mes
  • El precio del visado es de 40 dólares
  • Necesitarás 2 fotos tamaño carnet

Tanto en Laos como en Camboya, en el caso de que te sobreexcedas y estés más tiempo del que te permite tu visado, deberás pagar una multa por día de 10 dólares. También tienes la opción de extender el visado.

Viaje sudeste asiático 15 días: qué ver IMPRESCINDIBLES

Si solamente tienes 15 días y quieres recorrer estos 3 países, tienes que saber que hay algunos puntos turísticos que son de visita OBLIGADA. Aquí te propongo una posible ruta para que puedas ver lo imprescindible de Vietnam, Laos y Camboya. ¡Toma nota!

  1. Llegada a Hanoi. Puedes visitar la ciudad durante medio día y, después, irte a Cat Ba, una isla que es el punto de partida de muchos ferries que te llevan a la majestuosa bahía de Halong. Aquí estarás, al menos, 2 días. 
  2. Sube a las montañas de Sapa. Para conocer la naturaleza de Vietnam y ese país más rural y verdoso. Esta ruta te costará también unos 3 días entre que llegas, recorres la zona y vuelves a Hanoi.
  3. Vuela a Luang Prabang. Es imprescindible que veas esta ciudad porque ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Simplemente, espectacular. Quédate unos 2 días. 
  4. Ve a las 4000 islas de Laos. También es esencial. Descubrirás la gran conexión que hay entre los habitantes de Laos  y el Mekong, además de ver una manera diferente de vivir. Aquí estarás 2 días.
  5. Ve a Siem Riep. Desde Laos podrás traspasar fácilmente la frontera e ir hasta Siem Reap, la ciudad donde se encuentra Angkor. Aquí podrás alucinar con una de las 7 maravillas del mundo  y empaparte de la cultura de esta animada ciudad. Al menos estate 3 días. 
  6. Baja a las islas de Camboya. No puedes perderte la zona playera de Camboya, ¡la envidia de Tailandia! Aquí podrás ir a Koh Rong y disfrutar de aguas cristalinas y arena blanca. Con 2 días podrás hacerte a la idea.
  7. Ve a Phnom Penh para regresar a tu país. El trayecto desde las islas puede alargarse durante 1 día, por tanto, con esto concluyen los 15 días de viaje.

Por supuesto, este tipo de viaje es ultra-mega-exprés. Con esto quiero decir que te podrás hacer una idea muy general de cada país pero no profundizarás ni conocerás bien su esencia. Lo mejor es que no tengas prisa por «acumular» experiencias y si solo tienes 15 días te centres en recorrer alguno de los 3 países mencionados.

EXTRA: las islas de Malasia

Como ya he comentado, a la hora de viajar al sudeste asiático existen muchas posibilidades ante ti. Cada país me daba un visado principal de 1 mes y, por eso, a mí me «sobraban» algunas semanas de viaje. Por ello, decidí ir a Malasia, un destino que improvisé totalmente y que solo conocí gracias a 2 impresionantes y alucinantes islas.

Me quedé con ganas de mucho más, sin embargo, no tuve tiempo y quería descansar. En Vietnam, Laos y Camboya apenas hay buenas playas (excepto en Camboya con sus islas del sur). Por eso, me apetecía hacer un poco el perro y disfrutar de unas merecidas vacaciones frente al mar.

De Malasia solo conocí dos islas que, realmente, me dejaron huella. Son las siguientes:

Pulau Tioman

En el suroeste de Malasia nos encontramos con esta isla que es un destino perfecto si quieres codearte con los nacionales. Se trata de un punto vacacional de los malayos que quieren desconectar de todo y disfrutar de buenas playas y bungalows a primera línea de mar. Realmente, en esta isla puedes sentir la esencia local y disfrutar de una gran cantidad de tours de kayak y snorkel que te maravillarán.

Islas Perhentian o el paraíso en la Tierra

Debo decir que, todavía, no he ido al Caribe. Por tanto, lo que descubrí en las islas Perhentian de Malasia para mí fue un auténtico paraíso. No solo por las preciosas playas vírgenes sino, sobre todo, por el fondo marino. Justo al lado de la orilla, con solo ponerte las gafas, podías ver un mundo marino que parecía sacado de la película de La Sirenita… ¡alucinante!

En las Perhentian es donde más fauna marina he visto en mi vida: manta raya, tiburones de arrecife, tortugas marinas, multitud de peces de miles de colores, especies marinas que eran totalmente desconocidas para mí, jardines espectaculares de coral que recrean un mundo alucinante… De verdad, ir a las Perhentian es pasarte medio día metido bajo el agua y dejándote llevar por la belleza de la naturaleza.

Para mí es uno de los destinos imprescindibles para todo aquel al que le guste la fauna marina y las buenas playas. Un destino perfecto para desconectar y conectar con aquello importante: la naturaleza.

Y con esto concluyo este artículo. Espero haberte podido ayudar y que, ahora, puedas viajar al sudeste asiático de una forma más sencilla y práctica 🙂 

Te invito a navegar por la web para conseguir más información sobre la ruta y los pueblos y lugares que visité durante toda la ruta.

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 2 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *